“El motor de AUssieYouTOO es el equipo, yo solo me encargo de engrasarlo”

El tiempo pasa volando. Hoy, 8 de marzo de 2017, hace 5 años que fundamos AUssieYouTOO. Digo ‘fundamos’ porque entonces éramos dos socios: Juanito y Martita (así nos describían otras agencias que no estaban contentas con nuestra aparición en el sector). Dejamos de ser Juanito y Martita para pasar a ser AUssieYouTOO. Teníamos ganas de comernos el mundo.

Todavía recuerdo cómo surgió la idea. Estábamos sentados en el mármol de la cocina y con un plato de pasta a la boloñesa en la mano en Shelley Drive, hablando de nuestro rutinario trabajo limpiando casas. A partir de ahí empezamos a soñar, a preguntar a la gente de nuestro entorno qué le parecía la idea que se nos había ocurrido: echar una mano a gente que quisiera venir a Australia a estudiar inglés. Analizamos las necesidades del mercado, nos liamos la manta a la cabeza y el sueño se convirtió en realidad.

En ese momento estaba Marc Conca, actual director del Surfcity Festival de Barcelona, en Byron Bay. Marc trabajaba en Barcelona como creativo para una agencia de publicidad muy COOL. Le expliqué nuestros planes y él me propuso el nombre y diseñó el logo. AUssie You TOO (Australiano tú también).

Cuando miro hacia atrás, me doy cuenta de lo que hemos conseguido, del equipo que hemos creado, de la cantidad de estudiantes a los que hemos apoyado y de la lista interminable de escuelas australianas para las que trabajamos.

Con 27 añitos y sin ayuda de mentores, inversores, bancos o créditos, creamos una empresa desde cero y en el extranjero, en un idioma que no era el nuestro y con leyes y administración diferentes. Todo un reto.

No os negaré que, de vez en cuando, nuestro sueño se convertía en una pesadilla de esas que te despierta de sopetón a media noche. Cinco años dan para muchas risas pero también para baños de lágrimas. Cuando empiezas ya no hay vuelta atrás. Emprender significa presión, desgaste e incertidumbre.

No me voy a quejar porque creo que no tengo derecho a ello. Hoy por hoy, vivo bien, sin horarios, tengo un trabajo que me gusta y un equipo que me saca cada día una o varias sonrisas. He creado el trabajo perfecto para mí, una dinámica que me permite disfrutar de lo que más me gusta en esta vida: viajar.

(Skype se ha convertido en nuestro aliado)

En todo este tiempo he aprendido mucho. En muchas ocasiones a base de hostias (perdón por la expresión…). Lo que más me ha costado ha sido aprender a separar lo personal de lo profesional, más aún cuando trabajas con amigos, y entender que no puedes hacer feliz a todo el mundo. He sufrido por nuestros estudiantes y por las idas y venidas de compañeros de trabajo. Y también por la dura competencia que, en muchas casos, ha dificultado todavía más algo ya de por sí tan complicado como es poner en marcha un nuevo proyecto.

Mucha gente me pregunta cómo lo he hecho. La respuesta es sencilla: el equipo. Suena a topicazo pero es una realidad. El equipo es el motor de AUssieYouTOO y yo me dedico básicamente a engrasarlo. Antes pensaba que yo era la única que hacia las cosas bien. ¡Qué error! Confía en tu equipo y delega en él, porque sus integrantes son los verdaderos embajadores de AUssieYouTOO.

La agencia cumple cinco años y Leti celebra su cuarto aniversario en ella. Es la más veterana. A Leti no la conocí gracias a AUssieYouTOO, nuestra relación venía de lejos. En 2013 vino a Australia a visitarme, se dio cuenta de que su amiga no levantaba la cabeza del ordenador y me ofreció su ayuda desinteresada. Gracias Leti una y otra vez.

Paula y María son mis medias naranjas en el equipo de Marketing. Creo que no puedo vivir sin ellas. Gracias por aguantar mis lloros 🙂

Miss Laura Mollà. La chica de Ontinyent (el post más leído de mi blog habla de aquellas magníficas vacaciones). Me tiene enamorada ella y toda su familia. Que mujer más guapa. Muchas gracias Laura. (y vuelve pronto con tu sponsor visa)

Marta Pérez, creo que no hay nadie más en este mundo que tenga tanta paciencia como tu. Fuiste una sorpresa en el equipo, ¿verdad? Creo que ni tú ni yo sabíamos que con esto de AUssieYouTOO te sentirías tan agustito. Gracias Martis.

Cris es de esas personas que siempre, siempre, siempre está dispuesta a ayudar. Creo que es la fan número uno del equipo. ¡Es la mami! He conseguido que se acerque poco a poco a mí para ayudarme en los temas más pesados. Gracias Cris.

Javi, el Charlie de todos los ángeles de AUssieYouTOO, GRACIAS por todos esos números, documentos, excels y emails que gestionas cada día 🙂 Gracias por aguantar a tanta mujer mOOlona.

MaríaC, LauraG, Berta, Carmen, Krizia, Carlota gracias por contestar a todos esos emails cada día. Sé que no es fácil. 🙂

Andrea, Alex y Tere, welcOOme to the team 2017!

Por último y no por ello menos importante, esos COOLs maravillosos que tenemos distribuidos por múltiples ciudades: Xavi, Debbie, Alex, Sandra, Bianca, Nerea, Mayalen y Laura. G R A C I A S.

NEREA… es nuestra COOL más veterana! Lleva más de 2 años recibiendo a estudiantes nuevos en Melbourne! MIL GRACIAS!

Gracias a todos los stOOdents por confiar en nosotros y por esos mensajes maravillosos que, de vez en cuando, nos enviáis. De hecho y con su permiso, me he despertado con este mensaje sorpresa de Roberto 🙂

Happy Anniversary!

M.

Séptimo año en Australia y sumando….

15

El 1 de septiembre de 2009 aterricé en Australia con el objetivo de estar seis meses de ruta aprendiendo inglés. Seis meses que se han convertido en siete años. Quién me lo iba a decir.

Miro atrás y volvería a repetir una a una todas las aventuras de estos últimos años. Aterricé en Australia siendo una pipiola, con unas ganas locas de aprender inglés y de recorrerme Australia en furgo. Recuerdo esa sed de viajar, de vivir, de experimentar y, sobretodo, de ser libre. Dejar ese trabajo diario, monótono, que me obligaba a ir con traje y zapatos de tacón. Salir de esa zona de confort incómoda.

La realidad es que cuando aterricé no sabia nada sobre nuestro primer destino Darwin. Imaginaros el shock. No creo que haya mucha gente que decida empezar su viaje por la capital del norte de Australia.

Crucé el desierto en furgo. Lo mejor de todo es que fue gratis. En esa época ya apuntaba maneras. Solía informarme de todo leyendo blogs de otros viajeros en Australia. Encontré uno en el que hablaban de las famosas relocations y no dudé en contactar con ellos. A los pocos días me dieron el pedazo de motorhome (primera vez que conducía por izquiera) y nos cruzamos todo el desierto. Ni siquiera sabíamos los kilómetros de Darwin a Cairns, ni lo largo, duro y caluroso que iba a ser el viaje. Todavía no entiendo como la agencia de rent a car aceptó que nos lleváramos la van viendo que no sabíamos conducir. Un show inolvidable.

6

Todo lo que ocurrió en esos 6 meses de viaje fue espectacular. Sin rumbo concreto, sin responsabilidades, durmiendo en granjas, trabajando con animales, visitando nuevos lugares, puliendo suelos, pintando puertas, aprendiendo qué significaba esa extraña palabra ‘organic’, intentado entender a los australianos, durmiendo en la calle, en las estaciones de buses, buscando wifi hasta morir y comiendo pan de $1 con jamón incomestible.

14

Entrábamos al super con un presupuesto diario de $10. Lo repetiría todo. Sin pensármelo…. Mmm….Quizás no volvería a dormir en estaciones… ni tampoco comería ese jamón insípido con tropezones como decía Lara (mi compi de aventuras)

5

Una vez terminado el viaje tomé la decisión de quedarme unos meses más. Lara volvió a casa. Me convertí en chica de la limpieza de todo Ruskin Street en Byron Bay. Limpiar mansiones era lo mío. Como me gustaba mi trabajo. Ganaba el suficiente dinero para vivir, salir de fiesta y no pensar. Menudos bailoteos pasando el aspirador….

4

Pasé de ser granjera a limpiadora. De limpiadora a Babysitter. De babysitter a taxista, chica de almacén, jardinera y, por fin, administrativa. Sentada en una silla después de 18 meses de trabajo físico.

De administrativa pasé a formar parte del equipo de Marketing de Mimosa.

14

A partir de ahí, empezó mi historia de amor con AUssieYouTOO. Y aquí seguimos. Enamorados. Con nuestras cosas. Días mejores y días peores pero muy contentos. Siete años son muchos años. Estoy muy orgullosa. Me sigue encantando Australia y me encanta mi trabajo.

Positive minds, positive vibes.

M.

Australia Day o Día de la invasión

abo5

Sabor agridulce….

En los últimos días muchos españoles me han preguntado que significado tiene el Australia Day. De ahí la idea de este post.

El día 26 de enero se celebra el día de Australia, que conmemora la llegada de la Primera Flota con presos a Sydney Cove en 1788 y la proclamación de la soberanía Británica al combatir a los Holandeses.

Abo1

En este enlace os dejo un post que hice hace algunas semanas sobre la historia de Australia. La verdad es que es una historia interesante.

Sabías que Australia se utilizaba como cárcel para los presos ingleses?

Australia Day es un día controvertido, ya que por un lado celebra la llegada de los británicos a Australia, pero por otro, para la población indígena, representa el comienzo del fin de su vida tradicional  – El día de la invasión.

Hoy, si caminas por cualquier rincón de Australia, muchísima gente lleva banderas del país, la cara pintada de azul y muchas ganas de familia, playa y BBQ.

Abo4

También hay los que llevan consigo la bandera aborigen.

abo3

Es un poco un sentimiento agridulce para muchos.

Bajo mi humilde punto de vista creo que, al final, no podemos cambiar la historia sino recapacitar, conocer, aprender y respetar esta maravillosa cultura aborigen de Australia. No dejarla morir.

No vale la pena mas enfrentamientos.

Para los que vivimos en Australia siempre tendrá una cosa positiva – es fiesta nacional con lo cual no se trabaja 🙂

A ver si me aplico el cuento y tengo el Day OFF.

Triste historia…

Cuando pregunto a algún que otro amigo australiano sobre los aborígenes todos coinciden en algo: Its a sad story. Una historia triste que voy a intentar resumir. He estado leyendo varias webs y he cogido un poquito de aquí, y un poquito de allí para poder resumir la historia.

Los aborígenes llevaban en Australia aproximadamente 60.000 años cuando los primeros ingleses (todos ellos presidiarios) desembarcaron en 1770. De 300.000 a 750.000 aborígenes habitaban el continente. Hoy, según este articulo de la Vanguardia, no llegan al medio millón de personas: el 2% de los 22 millones de australianos.

Los ingleses declararon que Australia era terra nullius–es decir, sin habitantes humanos–y así justificaron el saqueo de las tierras indígenas y del continente. Les arrebataron las tierras y arrojaron a los aborígenes a las zonas áridas del interior. Llevaron enfermedades desconocidas y en dos años la viruela mató casi la mitad de la población aborigen de la zona donde hoy se encuentra la ciudad de Sydney.

De 1911 a 1964, en el Territorio del Norte, los aborígenes vivían “bajo la protección del estado” y no podían salir de las reservas sin permiso. Se prohibía el consumo de alcohol, relaciones sexuales entre las razas y matrimonios entre las razas sin permiso oficial. En Queensland, los expulsaban a otro estado de 12 meses hasta de por vida. Los metían a la cárcel por tres semanas por ‘contestar mal”, “negarse a trabajar”, o “dejar sucio el salón de recreo”

 

Entre 1910 y 1970, unos 100.000 niños aborígenes, la mayoría de piel clara, fueron separados de sus padres e internados en casas de “adiestramiento” para inculcarles la cultura blanca. Los australianos llaman a esos niños como “la generación perdida” – The lost generation

RELATO DE CAPTURAS DE FAMILIAS ABORIGENESAssociated Press – Aborígenes que viven en los remotos desiertos noroccidentales de Australia tenían la costumbre de pintar a sus hijos de piel clara con carbón vegetal con la esperanza de que los agentes de Bienestar Social del estado no los separen de ellos. ‘Los agentes te cogian cuando te encontraban’ dijo uno de los niños arrebatados, muchos años después. ‘Nuestras familias nos querían ocultar pintándonos con carbón’.

Hasta 1962 (hace dos días….) no pudieron votar y fueron censados por primera vez en 1967. Hoy sus sueldos promedio son tres veces inferiores a los de la población blanca, su expectativa de vida 18 años menor y el desempleo aborigen es cinco veces más alto que el de los blancos. La tasa de mortalidad infantil es el doble que en el resto de la población y el alcoholismo y criminalidad ha alcanzado niveles angustiosos. Cuando caminas por Alice Springs, Darwin o centro de Australia, te encuentras con muchos de ellos. Desgraciadamente, la mayoría están borrachos.

Cuando estuve en Uluru y Alice Springs el pasado mes de Agosto, intente conversar con alguno de ellos pero fue casi imposible. Cuando ven a turistas, se acercan para venderte sus pinturas, realmente fabulosas. Compramos unas cuantas e intentamos entablar una conversación pero fue imposible debido al grado de alcoholemia. Muy muy triste.

Cuando los miras a los ojos, puedes sentir la tristeza.

Los aborígenes Tenían sus lugares sagrados, pero las expropiaciones de los blancos les han dejado cada vez con menos espacio, y aunque ellos se han desprendido de ellas de corazón, y no tienen ningún resentimiento, sienten que no deben estar en un sitio donde no les comprendan y no les dejen expresar su creatividad individual.

En algunos lugares como el Ayers Rock, dónde el gran monolito en medio del desierto se considera sagrado, el espíritu aborigen se mantiene vivo. El Uluru o Ayers Rock es como su iglesia, por eso piden que no la escales. Durante tu visita, si pagas, te ofrecerán la posibilidad de subir. No lo hagas, por favor. Seamos respetuosos. Verás carteles en los que te pedirán, por favor, que no escales . Simplemente respetemos lo poco que les queda.

La cruda realidad es que la gente sigue escalando ‘su iglesia’ aunque te piden que no lo hagas. Así de bien vamos….

Cuando estuve allí vi a gente escalando y haciéndose fotos… Dicen que si lo haces tendras mala suerte toda tu vida. Lo que más me sorprendió es ver a una madre escalando con un niño que no llegaba a los 3 años. Estamos locos o que?

No solo no lo haría por lo que pueda significar, si no por el peligro en el que pones a tu hijo. Como siempre, los humanos nunca dejarán de sorprendernos.

Te imaginas que los aborígenes escalaran la Catedral de tu ciudad?

Seria raro no? Ahí  lo dejo…