Cuando el Karma te recuerda la importancia de jugar limpio

Los que me conocen saben que me encanta el marketing. Me rompo la cabeza para conseguir que una marca (en este caso MyPoppins) crezca con estrategias y acciones amenas, divertidas y, sobre todo, diferentes.

Hoy voy a hablar exactamente de lo contrario. Una acción de marketing (si se puede categorizar así) que es bastante común y que me parece propia de vagos, muy poco creativa y un abuso por parte de las grandes marcas, que disponen de mucho dinero y recursos, hacia las startups.

Algunos le llaman estrategia, yo le llamo trampa. 

Hoy en día, Google nos da dos tipos de resultados: los naturales y los patrocinados. Los naturales son gratuitos y son los que aparecen sin la palabra AD. Estos resultados son indexados por Google según el contenido de la página web y es lo que hace que, cuando buscas una marca concreta, aparezca la web de esa marca y no otras.
 Básicamente, lo que se le llama aparecer de forma orgánica.

Los patrocinados son los anuncios pagados. Google ofrece poner publicidad y que tu marca aparezca en primera posición.

Bonita estrategia la de utilizar el nombre de la competencia para aprovecharse de su posicionamiento y, al mismo tiempo, confundir al usuario que busca una marca concreta y se encuentra con otra del mismo sector.

Esta práctica es triste y propia de gente sin muchas luces, aunque lamentablemente también muy común. Pero todavía es más ruin si, además, la empresa en cuestión ofrece un descuento del 20% en ese mismo anuncio, exclusivamente para aquella gente que busque la otra (mi) compañía en la ciudad de Barcelona.

¿Es esta la única arma que tiene la competencia en el sector para conseguir usuarios? ¿Utilizando el nombre de una startup que acaba de lanzarse? ¿En serio?

No es la primera vez que lo hacen en nuestros escasos 5 meses de supervivencia en el mercado (Sí, es una startup que requiere mucho esfuerzo diario para sacarla adelante…).

Por desgracia, la políticas de Google Adwords permite este tipo de prácticas siempre y cuando no se utilicen marcas registradas como palabras clave en los textos visibles del anuncio.

QUE BAJÓN.

La solución es gastarme dinero en pujar por mi propia marca. Otros me dicen que haga lo mismo y puje por su marca.

Yo soy más elegante.

KARMA.

M.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *