Mis primeros trabajos en Australia.

Trabajar en Australia.

Estas son las 3 palabras que más aparecen en los emails que recibimos diariamente en AUssieYouTOO.com . Aunque dicen que la situación en España mejora, los jóvenes españoles no confiamos en nadie ni en nada y menos en los de arriba que son los que se supone tienen que arreglar este país – Lo único que vemos es que se llenan los bolsillos y se tiran los platos por la cabeza

A lo que iba. Trabajar en Australia.

Ya lo he contado en alguna ocasión, pero hoy quiero dedicarle este post a mis primeros jefes: Amanda y David (la familia Fisher), Kate y Marti (la familia Sacks) y Grant y Nathalie (La familia Moffitt). Todo lo que soy es porque un día, ellos confiaron en mi.

Frankie

Empecé limpiando en la casa de la familia Fisher. Todavía no se como me dieron el trabajo. Fue en Febrero del 2010 en Byron Bay. Llevaba meses viajando por Australia y, con tanta ruta, el dinero en mi bolsillo escaseaba. Conseguí una entrevista a través de un anuncio en el periódico local – el famoso Echo. Me daba pánico llamar. ‘Cómo voy a entender a un aussie por teléfono?’ Amanda contestó y yo me quería morir. Hablaba como un indio. Aceptó que fuera a visitarla pero como no entendía nada, me envió un sms con la dirección y la hora.

Todavía recuerdo la alegría cuando recibí el mensaje. Los nervios que tuve pensando en cómo me las iba a apañar para hablarle a esa señora que parecía tan agradable.

Nos entendíamos por señas. Unos meses después, cuando conseguí mantener una mínima conversación con ella, le pregunté: Por qué me elegiste para el trabajo? Me contestó: ‘por tu actitud, no parabas de sonreír’ Recuerdo que antes de llegar a la entrevista, me preparé una frase. Algo así como if you give the job me, I the best cleaner’ Le supliqué que me dejara limpiar su casa, que no se arrepentiría.

Lo conseguí. Me puse a llorar de la emoción.

Limpiar y cuidar de Charlie (8) y Frankie (5).

David 4

Unas semanas después, Amanda me preguntó si necesitaba más horas y le dije que SIEMPRE. Ella misma se encargó de promocionarme como the best spanish cleaner. Al final limpié tres casas más del vecindario – La de Su (hermana de Amanda) y la de la Familia Sacks. Tenía el monopolio.

Martin y Kate vivían (y siguen viviendo) en la misma calle que los Fisher con sus dos hijos  Jack y Ned. Ahora ya son unos hombrecitos . Una familia de lo mas increíble. Sin palabras. Ayer le contaba a Kate, a través de comentarios en una foto de Instagram, que estaba redactando este post. Me ha recordado que fui la única limpiadora que les dejaba regalitos (chicles) a los niños. Ya ves,… esos pequeños detalles que no se olvidan…

Kate

Nunca, ninguno de ellos me trataron con desprecio, ni una mala palabra, muy cariñosos, me invitaban a comer, a cenar,….. Cuando David y Amanda volvían de trabajar y los niños estaban en la cama, nos tomábamos un vinito. Así, aprendí a hablar inglés.

Si volviera atrás, no cambiaria nada de nada. Me encantó limpiar y me convertí en la reina de Ruskin st, en la que, finalmente, he acabado viviendo. Ahora somos todos vecinos.

amanda 2

Aprecié lo duro que es el trabajo, limpiaba 5 y 6 horas al día y me pagaban entre $15 y $17 la hora en aquellos tiempos. Eso si, siempre con una sonrisa en la cara. Tuviera un buen día o no lo tuviera.

$15 por 6 horas al día (más o menos), me llevaba unos $450 semanales. Unos $1800 al mes (1300 euros) limpiando casas 6 horas al día y con clases intensivas de inglés con los renacuajos.

David y Amanda me empezaron a meter en el negocio de la familia – Mimosa & Phyllis Boho. Empecé en el almacén empaquetando, de recadera, luego pasé a hacer bases de datos delante del ordenador (todo un lujo trabajar sentada) y, al poco tiempo, fui dejando entrever mis habilidades en MK. Sin cobrar, me ofrecí voluntaria para mejorar las redes sociales. A los 2 años, me ofrecieron un puesto de Directora de MK en la empresa con visado de trabajo incluido.

Al poco tiempo conocí a la familia Moffitt. Grant, un hombre de negocios puro y duro, es dueño de casas de lujo en Byron Bay. Nos ha dado trabajo de limpieza a muchos españoles.

Grant me ofreció la oportunidad de trabajar en su oficina un tiempo.

Nat

Un año y medio de limpieza en varias casas pasaron a ser la mejor recompensa del mundo – el famoso visado para trabajar en Australia.

Lo volvería a repetir con los ojos cerrados. Sin dudarlo ni un momento. Me lo pasé en grande… nostalgia.

Hoy, estas 3 familias forman parte de mi vida en Australia. Siempre, siempre, siempre les estaré agradecida. Me siguen llamando para conseguir Spanish Cleaners porque somos los mejores. Dejamos siempre (o casi siempre) el pabellón bien alto.

Thank You Amanda, David, Kate, Martin, Grant and Natalie. I will never forget how happy I was cleaning houses 🙂  Everything I’ve got now Its because you gave me an opportunity back then.

With Love,

Marta Caparrós

 

 

7 thoughts on “Mis primeros trabajos en Australia.

  1. Pingback: Si lo haces, hazlo bien. | elblogdecaparros

  2. Pingback: Fin de semana de camping y surf en Australia | elblogdecaparros

  3. En Gold Coast, hace 5 meses q llegue y ahi vamos escapando, como diria Rambo “dia a diaaa!”…
    Saludos 🙂

  4. enhorabuena por ir alcanzando tus objetivos…me identifico bastante cn tu post…me ha hecho gracia lo de q somos los mejores cleaners, no tengo ni la menor duda al respecto!…aunque acabe demacrado ese “good job” al final del dia aunque parezca una chorrada y no sea mas q un cumplido, a mi me basta para venirme arriba de nuevo. seguire leyendo…

    • Hola Ruben, claro que si! Al fin y al cabo es una epoca de nuestra vida en la que aprendemos muchisimo, conocemos gente, aprendemos ingles y abrimos un poquito la mente.
      Donde estas tú?
      Abrazos 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *