La vergüenza nos impide aprender inglés.

Hace unos días leía un artículo que decía que el 93% de los profesores piensan que la vergüenza es uno de los factores principales que nos impide aprender inglés. No sé si el porcentaje será tan alto pero está claro que para aprender inglés o mejorar el nivel, hay que tener más cara que espalda.

Recuerdo una ocasión en la que me encontré con un estudiante por la calle, en Byron Bay (Australia), repartiendo currículos. Me quedé alucinada cuando vi que, en lugar de entrar al restaurante, preguntar por el manager e intentar conseguir una entrevista in situ, el estudiante casi ‘lanzó’ el CV en la barra y salió corriendo.

Cuando hablé con él, me confirmó que, aunque tenía una buena base de inglés, le costaba mucho entender a los australianos y, además, me decía sonrojado y con media sonrisa: ‘Me da vergüenza hablar inglés’

Eso es lo que le pasa al 90% de los estudiantes de AUssieYouTOO (quizás, estoy exagerando). Sienten miedo, vergüenza, reparo, inseguridad cuando se echan a la calle a buscar trabajo en un país que no es el suyo y con un idioma que no dominan.

Pues bien, tienes dos opciones: o lo superas, o lo superas.

Has tomado la decisión de empezar una nueva aventura, has viajado tu solit@ hasta las antípodas y ahora que ya lo has conseguido, ¿Te vas a cortar?

En pocos días confirmaremos el día para la nueva charla online sobre #TrabajarEnAustralia en el que trataremos éste y otros temas.

Alguna sugerencia para los que estáis en búsqueda activa o lo estaréis pronto:

  • Nunca vayas en horas punta de trabajo.
  • No entregues el currículum a cualquiera. Pregunta por el manager
  • Si tienes un nivel de inglés bajo, prepárate un buen speech.
  • Sé sincero. Eso es lo más importante. Si no hablas inglés, dílo. Hay muchos puestos en los que no lo necesitas (kitchen hand, dishwasher,…)
  • Sonríe. Sonríe. Sonríe.
  • Tengo muchas ganas de trabajar’ Repite, repite, repite.
  • Si no te llaman, vuelve al cabo de los días.

Estoy escribiendo el post y me río de mi misma. Todavía recuerdo mi primera entrevista. Vergüenza no, lo siguiente! Lo pasé fatal, no entendía nada de lo que me decía Amanda (la dueña de la casa que limpiaba) pero conseguí el trabajo. No paraba de repetirle: I’m going to be the best cleaner’ con una sonrisa de oreja a oreja. Frase que me había preparado unas horas antes.

La vergüenza solo sirve para perder oportunidades.

M.

4 thoughts on “La vergüenza nos impide aprender inglés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *