Lo mejor de #SriLanka… La princesa se va a la jungla.

Esta es la historia de una princesa (Esther) y Mowgli (yo misma) perdidas en la selva.

Ni las fotos ni el formato del video hacen justicia. He tenido que subirlo a Youtube para poderlo compartir…

Nos levantamos pronto por la mañana y aunque Dasun nos dijo que en tres horas llegaríamos al Parque Nacional de Sinharajaz, estuvimos casi 6 horas. La desesperación era máxima. Las carreteras para llegar hasta allí eran mortales. Todo curvas.

Biodramina arriba y biodramina abajo.

Tras 6 horas de camino, paramos en un pueblo donde ‘cristo perdió la zapatilla’. Nos esperaban a tres locales en moto. A Esther no le molaba nada el rollo. Su cara cambio. ‘Yo no me subo’ me decía.

bLOG 10

La acabamos convenciendo.

Nos adentramos a la selva por unos caminos impresionantes. Palmeras, campos llenos de té, olores de todo tipo. Habían muy poquitas casas. Yo me preguntaba qué tipo de vida tenía la gente viviendo allí, en la selva. De qué viven? Si no trabajan, qué hacen todo el día? Como soportan diariamente estas temperaturas?

Blog 7

Tras 10 minutos en moto con vistas maravillosas, llegamos a un mini restaurante local. Estábamos solas. Nos prepararon comida típica: arroz, judías, pollo, patata, lentejas… todo mezcladito y ñam! Que rico estaba!

Blog 1

Empezamos a caminar con otro local. En 2.5km podríamos, por fin, ver esas maravillosas cascadas que Dasun prometía no nos iban a defraudar.

Antes de empezar a caminar, el chico que nos acompañaba, nos empezó a poner sal en los pies… mmmm…. ‘For the leeches’ dice…. Princesa (Esther) pregunta… que es una leech? Bufff… ‘sanguijuela’ dije….

La cara de Esther cambió.

Yo, por muy mowgli que sea, eso de sanguijuelas no me moló nada.

Blog 6

Empezamos a caminar a pasos acelerados. Se oían truenos. La selva era de lo más densa. Impresionante. Vimos un 100 pies gigante, un camaleón, serpientes y un mono. Los truenos cada vez más cerca. A los 30 minutos… ahí estaba.

Blog 2

Blog 4

La cascada.

Blog 8

No me lo pensé ni un momento. Mowgli (yo misma) estaba en su hábitat. Me saqué la ropa y al agua. Princesa Esther me miraba con cara de ‘Estas flipando que yo me meto’ .

Blog 5

La acabamos convenciendo y con valentía saltó.

El agua estaba buenísima, muy oscura. Que hay debajo? No lo se.

El agua caía de la cascada con tanta fuerza que formaba corriente. No me dejaba avanzar para ponerme justo debajo.

La cara de Esther cambió. De repente la princesa se convirtió en Mowgli y empezó a disfrutar.

A los 2 minutos.. Bammmmm…. Diluvio universal.

No sabría describir lo que sentí en ese momento. Miraba a mi alrededor y no me lo podía creer. Una cascada impresionante en medio de la selva para nosotras solas. Le dije a Esther: ‘Para, piensa, mira a tu alrededor, esto es impresionante. Acuérdate de que este momento lo has vivido. Disfrútalo’.

Blog 3

Estaba oscureciendo. Llovía a cantaros.

El amigo de Dasun nos dijo que mejor empezar a caminar porque las ‘leeches’ iban a abundar con la lluvia.

Estaba plagado.

Qué creéis que prefieren las sanguijuelas, sangre de Mowgli o de princesa?

Acertaste! Princesa!

Esther empezó a gritar. Tenia una enganchada en el pie. Imaginaros los gritos. Despertó a todos y cada uno de los animales del Parque Nacional.

El amigo de Dasun se la quitó lo más rápido que pudo pero se llevó un buen mordisquito.

El amigo de Dasun me dijo: ‘Si no quieres que te muerdan, camina rápido’

Yo, como buena Mowgli, me puse el turbo y solo tuve que sacarme una.

Al llegar a las motos vi a Esther sacándose la ropa. Me contó que Dasun, durante el camino se las iba sacando de dos en dos. No podía parar de reírme.

Tenia muchas ganas de subirme a la moto porque aunque si que reconozco que algo Mowgli soy, eso de las sanguijuelas no molaba nada. Muy asquerosas.

2 motos, 5 personas = problema.

Me subo a la primera moto y Esther me dice: Yo no me subo con dos más.

Salió la vena princesa en medio de la jungla.

Finalmente, mowgli refunfuñando decidió cederle el trono a la princesa y subirse de tres.

Me encantó la vuelta en moto. Casi oscureciendo en medio de la selva.

Es difícil describir con palabras este dia.

Impresionante. Único. Espectacular.

Creo que tanto Esther como yo coincidimos en que, quizás, fue una de las mejores experiencias que hemos vivido en nuestras vidas.

Aqui os dejo el video. Se ve bastante fatal pero puedes oír la fuerza tanto de la cascada como de nuestros gritos 🙂

 

 

One thought on “Lo mejor de #SriLanka… La princesa se va a la jungla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *